Utilizamos las cookies para darle una mejor experiencia de la web de Bona.Leer acerca de la utilizacion de las cookies bona.com

Spain

Otras superficies

Una limpieza regular del suelo es la mejor forma de mantener los suelos laminados y superficies duras y de que parezcan siempre nuevos. Siga nuestras recomendaciones para poder disfrutar del suelo durante mucho tiempo.

Piedra y cerámica

La piedra es uno de los materiales de construcción más antiguos y sigue siendo tan popular como hace mil años. Los suelos de piedra suelen recibir un tratamiento antes de salir de fábrica, de lo contrario se mancharían fácilmente, por lo que es importante limpiar y mantener adecuadamente los suelos de piedra. La cerámica es extremadamente duradera; resistente al agua, las manchas y el desgaste y de fácil mantenimiento.

Limpieza

Cosas que hay que tener en cuenta cuando limpie suelos de piedra o cerámica:

Proteger los suelos de piedra y cerámica es fácil. Con una limpieza habitual se limpia el polvo y la suciedad antes de que el acabado se raye, desgaste y pierda su brillo.

Cuando limpie los suelos evite el exceso de agua. Si derrama (comida o bebidas), limpie inmediatamente el suelo para evitar daños o manchas permanentes.

Barra o pase la aspiradora con la frecuencia necesaria. Use el Limpiador de Suelos Laminados y Baldosas, suave y especialmente formulado para conseguir el mejor resultado o la Bona Spray Mop para Suelos Laminados y Baldosas tiene que pulverizar y extender.

No utilice limpiadores “multiuso” en los suelos de piedra y cerámica ya que suelen dejar un residuo mate y al final se termina usando mucha agua, lo que daña los suelos.

Mantenimiento

Cosas que hay que tener en cuenta para el mantenimiento de suelos de piedra o cerámica:

Si sus suelos de piedra o cerámica empiezan a parecer apagados, puede usar el Renovador de Suelos Laminados y Baldosas especialmente diseñado para reavivarlos.

Los Restauradores y Renovadores añaden lustre a los suelos de piedra y cerámica apagados y actúan como capa protectora contra el desgaste y el deterioro.

 Si acaba de instalar el suelo en una zona donde hay grandes probabilidades de que se derrame agua, como una cocina, aplique polish para añadir una capa protectora.       

 El renovador puede aplicarse cuando sea necesario, pero lo habitual es unas cuantas veces al año. Asegúrese siempre de que el suelo esté limpio antes de volver a aplicar el producto.