Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia en la navegación por la web de Bona Leer sobre las cookies bona.com

Spain

Bona publica su Informe de sostenibilidad 2018

El informe destaca los puntos de referencia de la empresa para la mejora de las iniciativas sobre la sostenibilidad mundial

Bona, líder mundial en el cuidado y el mantenimiento de los suelos de madera dura desde 1919, ha publicado su Informe de sostenibilidad 2018. Como pionera de la industria en la creación de productos y procesos para la mejora de la sostenibilidad en todo el mundo, el informe destaca los puntos de referencia y los logros de Bona en su trayecto hacia un futuro más sostenible.

 “Actuar de manera sostenible y asumir la responsabilidad por nuestra huella climática nunca ha sido más importante para Bona y para la comunidad empresarial en general”, declaró Kerstin Lindell, directora ejecutiva de Bona. “El Informe de sostenibilidad 2018 es un hito significativo para Bona, donde se pone de manifiesto nuestro compromiso con la innovación y la sostenibilidad durante este pasado año y en los años venideros”.

 

Desde la creación de la empresa en 1919, la sostenibilidad ha sido un elemento central del negocio. Desde el lanzamiento del primer barniz al agua para suelos de madera en 1979 hasta los años de fomento de la renovación de los suelos de madera en vez de su sustitución, Bona se ha mantenido firme en su compromiso de poner la sostenibilidad en primer lugar.

 A largo plazo, el plan de Bona es lograr que un 50 % o más de su margen bruto provenga de productos que se hayan lanzado durante los últimos cinco años o que hayan experimentado cambios sostenibles significativos en ese período. Bona consiguió el objetivo en 2018, en el que sus nuevos productos innovadores aportaron el 53,7 % del margen bruto de la empresa.

 “En 2018, lanzamos un sistema innovador para los suelos de superficie dura, el Bona Resilient System, que permite limpiar, cuidar y renovar suelos desgastados y estropeados de PVC, poliuretano, vinilo y linóleo”, prosiguió Lindell. “Hoy, muchos cientos de millones de metros cuadrados están cubiertos por estos tipos de superficies duras. Con este nuevo sistema de Bona, es posible ahorrar tanto en los recursos del planeta como en el bolsillo del propietario del suelo”.

 Otro aspecto destacado de 2018 es el nuevo centro de distribución de Bona en Limburgo, Alemania, que se construyó teniendo en mente la sostenibilidad. El centro ha duplicado la capacidad de la empresa para manipular y distribuir productos, e incorpora varias prestaciones respetuosas con el medioambiente, como la generación de electricidad a través de paneles solares, lo que hace que el centro sea autosuficiente. La decisión de abandonar el transporte por carretera entre Malmö y Limburgo y efectuarlo a través del ferrocarril también ha reducido considerablemente la huella climática.

 El Informe de sostenibilidad 2018 además destaca el esfuerzo de Bona por adaptarse a los 17 objetivos de las Naciones Unidas en materia de sostenibilidad global, así como su misión de aportar algo a las personas y al planeta. Desde garantizar un entorno de trabajo seguro hasta respaldar iniciativas de reforestación, pasando por combatir la pobreza en el planeta: Bona está comprometida a crear un mundo mejor.

El Informe de sostenibilidad 2018 de Bona está disponible en su totalidad aquí