nuevocentro

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia en la navegación por la web de Bona Leer sobre las cookies bona.com

Spain

Bona duplica su capacidad con la apertura de su nuevo centro de distribución

Bona celebra la mayor inversión de su historia con la apertura de un nuevo centro de distribución en Limburgo, Alemania. El centro duplica la capacidad de la empresa para manipular y distribuir productos, e incorpora una serie de prestaciones respetuosas con el medioambiente en línea con el énfasis de Bona en la sostenibilidad.

La ciudad de Limburgo está situada en el corazón de Alemania, el mercado más grande de Bona en Europa, y el centro suministrará la gama completa de productos de la empresa a todas sus filiales en Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y Asia, así como a los Bona Centers y a sus distribuidores y profesionales. Estas nuevas instalaciones de 9200 m2, ubicadas dentro de un recinto de 40 000 m2, ofrecerán, una vez acabadas, unos modernos equipos y sistemas de gestión de almacenes que permitirán una distribución más eficaz acorde con los planes de crecimiento de Bona. En el futuro, también existe la posibilidad de volver a duplicar la capacidad de almacenamiento. Para los clientes de Bona esto supone una mejor disponibilidad de los productos, un mayor rendimiento en los envíos y una mejor calidad y flexibilidad en términos de servicio.

“Tenemos una estrategia de crecimiento ambiciosa y, durante los dos últimos años, hemos venido observando que cada vez es más necesario aumentar nuestra capacidad de distribución en Europa, a fin de proporcionar a nuestros clientes un mejor servicio. Esta es la mayor inversión de la historia de Bona y constituye un factor crucial para respaldar el crecimiento de nuestra empresa en el futuro. Puesto que la sostenibilidad es la base de nuestro negocio, estoy inmensamente orgullosa de las prestaciones ecológicas de estas instalaciones y del impacto positivo que producirán sobre el medioambiente y la comunidad local”, declaró Kerstin Lindell, presidenta y consejera delegada de Bona AB.

Una inversión ecológica

Dado que la sostenibilidad y el medioambiente se encuentran entre las principales prioridades de Bona, construir unas instalaciones de distribución con prestaciones ecológicas era la decisión más obvia y una forma de causar un impacto positivo en el entorno donde opera Bona. Las instalaciones están equipadas con paneles solares, que proporcionan una capacidad máxima de hasta 616 kW, por lo que el nuevo centro no solo será autosuficiente, sino que también suministrará energía a la red pública. La orientación de los paneles es este/oeste, lo que significa que pueden proporcionar más energía por la mañana y por la tarde, cuando sea necesario. El edificio también cuenta con un “techo verde” o cubierta vegetal donde cultivar determinadas plantas. Ahora mismo la mitad de la superficie total del terreno se va a dejar sin utilizar, y se van a sembrar flores silvestres locales para favorecer a las abejas y otros insectos. También se han plantado 42 árboles más en el recinto.

 El centro de distribución estará equipado con otras prestaciones ecológicas, como bombas de calor para calentar las instalaciones y puntos de carga para bicicletas y automóviles eléctricos. Se empleará una lanzadera eléctrica para transportar productos, que cubrirá la corta distancia de 3,5 km que separa la planta de adhesivos de Bona y el nuevo centro. Esto supondrá un beneficio importante para la región, ya que ayudará a reducir las partículas y contribuirá a disminuir los niveles de óxidos de nitrógeno y dióxido de carbono en el centro de la ciudad. Hace varios años Bona ya abandonó el transporte por carretera y optó por un medio de transporte más respetuoso con el medioambiente, el ferrocarril, para llevar sus productos desde Suecia hasta Alemania.

 El Dr. Marius Hahn, alcalde de Limburgo, declaró: “Estoy encantado de que una compañía de rápido crecimiento como Bona, a la hora de invertir en unas nuevas instalaciones, haya tomado la decisión de permanecer aquí en la ciudad de Limburgo. Le deseo a la empresa un futuro muy próspero. Ha sido una experiencia muy especial para mí, ya que, por primera vez desde mi nombramiento como alcalde, he podido seguir un proyecto de este calibre desde la planificación inicial y durante todo el proceso de construcción hasta la apertura del centro”.

Durante la inauguración, algunos representantes del sector público, los accionistas y el equipo de altos directivos de Bona efectuarán la primera visita oficial a todo el recinto. Se espera que el nuevo centro de distribución esté completamente operativo a principios de 2018.